Escuelas

La crisis económica ha provocado que se cuestione el modelo educativo a nivel mundial. La presión sobre el profesorado desde la opinión pública, los medios y los legisladores aumenta cada día. Las escuelas son instadas a desarrollar el pensamiento crítico y creativo de sus estudiantes.. pero ¿cómo?.

Para muchos educadores, como para muchas pesonas ajenas a la educación, la creatividad se asocia con las actividades artísticas o plásticas. Aunque estas disciplinas nos ayudan a expresar nuestra capacidad creativa, no es suficiente. Desarrollar la creatividad de nuestro alumnado requiere de un clima y estrategias educativas específicamente orientadas a retar, incentivar y canalizar el potencial creativo de nuestro alumnado.

Todos somos creativos.

La primera cuestión que se nos plantea es si la creatividad surge de forma espontánea, es una cualidad restringuida a un grupo más o menos numeroso de privilegiados, o, por el contrario, la escuela tiene un papel como potenciadora de este pensamiento creativo.

Muchos habreis oído hablar de la famlia charla TED de Ken Robinson, en la que menciona un estudio longitudinal realizado a 80 menores de educación infantil. En esta etapa, el 90% de los niños mostraron niveles de creatividad a nivel muy elevado. 10 años después, de estos mismso niños, apenas un 20% mantenían este nivel elevado. ¿Qué ha ocurrido para que este potencial haya “desaparecido”?.

Nuestro sistema esta orientado a mostrar a nuestros alumnos un contenido determinado, segmentado y descontextualizado, único y que se presenta como una “verdad absoluta”. Contenido que el estudiante debe aprender y reproducir en la misma forma en que se le ha enseñado. Nuestro sistema sólo premia a los niños que son capaces de aprender la respuesta “correcta” que le hemos enseñado. No hay oportunidades para la reflexión, la duda, la crítica, la hipótesis, la evaluación, el error, para consultar otras fuentes o debatir sobre otros puntos de vista. Así, los niños aprenden que aquello que no corresponde con la respuesta esperada es negativo.

El desarrollo del potencial creativo exige una educación basada en la resolución de problemas, preguntas abiertas, hipótesis, el análisis de otros puntos de vista, la búsqueda de caminos alternativos, el premio por resolver de un modo diferente, asociar ideas en inicio desligadas y aprender del error.

Nuestro proyecto ofrece a las escuelas y centros educativos de todos los niveles, varias propuestas para afrontar el desarrollo creativo de forma eficaz para todo el alumnado:

  1. Conferencias y ponencias (2 a 4 hrs).
  2. Taller de formación y propuestas prácticas (8 – 15 hrs.)
  3. Transformar la escuela en una escuela creativa. (Variable)

La duración de cada módulo puede ser flexibilizado en función de las necesidades y tamaño de cada centro.

Robinson-Creative people

Pide tu presupuesto personalizado en SinCreatividadNoSoyNadie@gmail.com o en los teléfonos + 34618279317 / +34647068068